Arantepacua, hora de pedir perdón

Los comuneros de Arantepacua esperan que el Gobierno de Michoacán se disculpe por la masacre de 2017.

Perdón. Arantepacua.- “Lo primero que queremos que quede bien claro es que para Arantepacua ya es hora de que las autoridades estatales pidan perdón y se hagan responsables de las muertes y los daños físicos, psicológicos y materiales que provocaron”, aseguró la maestra Juana Morales Hernández.

Como nueva encargada de la seguridad en esta comunidad indígena, Juana Morales es una de las autoridades comunales nombradas apenas en diciembre de 2019 que tiene como objetivo que este gobierno se haga responsable de lo ocurrido el 5 de abril de 2017.

Aquel día, un grupo de policías estatales y ministeriales irrumpieron en la comunidad de 3 mil habitantes y se abrieron paso a tiros entre las calles del pueblo provocando cinco muertos y decenas de heridos y detenidos que cayeron presos en el operativo.

Diez personas cayeron a prisión acusadas de manejo de armas de uso exclusivo del Ejército Mexicano, lesiones e, incluso, por el homicidio del oficial Pedro Cruz Morales, pero los 10 salieron libres tras un acuerdo reparatorio.

Entre los detenidos de aquel momento está Elpidio Jiménez Alejandre, un ex profesor de primaria que fue detenido y golpeado frente a su familia en el patio de su casa, mientras trataban de resguardarse de los disparos de la policía ministerial.

“Me agarraron entre varios y me patearon en el suelo, yo intenté levantarme y me decían ‘agáchese perro’ y me seguían dando de patadas hasta que uno me dio un golpe con la pistola y nomás sentí en la espalda y ya no me pude parar”, dijo Elpidio.

Los policías ministeriales entraron a su terreno sin ningún motivo y detuvieron a Elpidio y a su hijo frente a su familia y se los llevaron en camionetas blancas sin placas hasta un páramo donde los golpearon por varias horas hasta que los oficiales recibieron la orden de “regresarlos”.

Cuando Doña María, la esposa de Elpidio, salió a pedir explicaciones y lo único que ganó fue que también la arrestaran junto a su nuera y su nieta, las subieron a unas camionetas diferentes y las sacaron del pueblo, toda la familia pensaba que los iban a matar.

Al final la familia volvió a casa pero el rencuentro fue amargo porque a unas cuadras yacía el cuerpo de Francisco Jiménez Alejandre, el hermando de Elpidio, quien murió a causa de los disparos de la policía.

Cerrado con “carpetazo”

El operativo culminó con el asesinato de Santiago Crisanto Luna, Francisco Jiménez Alejandre, José Carlos Jiménez Crisóstomo y Luis Gustavo Hernández Cohenete, así como del oficial de policía, Pedro Cruz Morales.

La extinta procuraduría de Michoacán le dio “carpetazo” a las primeras de cambio y no ha habido ninguna investigación seria al respecto, a pesar de que 4 personas desarmadas murieron durante la intervención de la Policía Michoacán, la Policía Ministerial y la Policía Federal el 5 de abril de 2017.

En abril de 2018, el entonces titular de la PGJE, José Martín Godoy Castro, aseguró que no podían acreditar ante un juez la muerte ni la causa de muerte de comuneros de Arantepacua porque la comunidad no apoyaba las investigaciones.

“No permitieron los compañeros que tuvieran a la vista los cuerpos y esto así no se va a poder, yo no voy a poderle acreditar al juez la pérdida de la vida de estas personas ni tampoco le voy a poder acreditar al juez cuál fue la causa de la muerte y cuestiones de esa naturaleza”, dijo en su momento el procurador.

Martin Godoy señaló que los comuneros no han permitido el trabajo del personal de la Procuraduría para hacer las diligencias correspondientes, pero esto es falso ya que personal de la Fiscalía Regional de Uruapan se presentó e investigó en el lugar de los hechos el jueves 6 de abril de 2017.

Incluso, los peritos fueron acompañados por autoridades comunales para realizar las investigaciones de los distintos puntos del poblado en donde se localizaron decenas de casquillos percutidos calibre .223 para rifle tipo AR-15 y 9 milímetros, que corresponden a las armas oficiales de la policía ministerial, estatal y federal.

A pesar de ello, el procurador dijo que por los “usos y costumbres” de la comunidad, los peritos no habían podido hacer su trabajo para hacer las necropsias de ley y sería muy difícil determinar la causa de muerte de los tres comuneros.

“El hecho de que la actitud de ellos sea no participar, no colaborar, pues genera que no podamos esclarecer los hechos tal y como ocurrieron, ellos son ofendidos en el tema de la muerte de sus habitantes y lo que quieren las instituciones es esclarecer a qué se debió”, declaró Godoy Castro.

Dos años después de la masacre, el procurador dejó su cargo y ocupó la titularidad de la Secretaría de Seguridad Pública –institución que debía investigar por lo sucedido- hasta su muerte el 24 de julio de 2019, cuando su helicóptero cayó en el trayecto de Morelia a Huetamo.

Ahora la nueva Fiscalía General del Estado (FGE) la ocupa Adrián López Solís, quien al momento de la masacre era el secretario de Gobierno del gobernador, Silvano Aureoles Conejo, por lo que no hay expectativas de que el caso se investigue mientras dure su periodo de nueve años al frente de esta institución.

El fiscal, el gobernador, el ex procurador y el ex secretario de seguridad, Juan Bernardo Corona Martínez, quien ahora ocupa la secretaría general del Partido de la Revolución Democrática (PRD) son los principales señalados por la comunidad de Arantepacua y quienes deberían enfrentar cargos por su participación.

Los comuneros de Arantepacua esperan que se pronuncie al respecto la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que anunció desde un día después de la masacre que iba a atraer el caso pero hasta el momento no ha emitido una recomendación.

“Queremos que la CNDH se pronuncie, ese documento será nuestra forma de comprobar que lo que ocurrió aquí fue una masacre y que los culpables siguen ahí sin ser castigados, es hora de que paguen por lo que nos hicieron y es hora de que pidan una disculpa pública, aunque no sea suficiente para las familias de quienes murieron”, concluyó Juana Morales.

Tagged:

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *