Los mensajes cruzados y la desinformación por parte de los tres niveles de gobierno aumentan la desconfianza y los contagios entre las comunidades indígenas.

Texto: Rodrigo Caballero

Fotografía: Juan José Estrada Serafín

COVID-19. Nahuatzen.- En las fotografías difundidas por la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) se pueden ver a miles de personas bailando en la calle celebrando la feria de San Juan, como se le conoce popularmente a la fiesta patronal del municipio de Purépero.

Las imágenes causaron indignación en redes sociales y fueron publicadas en decenas de portales de noticias y periódicos que condenaron la aglomeración de personas ignorando las normativas de sana distancia, evitar eventos públicos y el uso de cubrebocas.

A través de un comunicado, la SSM acusó a los ciudadanos de ignorar las recomendaciones sanitarias y apuntó que se congregaron en la calle Cuauhtémoc y Negrete de la cabecera municipal sin ningún tipo de protección ni respetando la sana distancia.

Un día después la Secretaría de Gobierno de Michoacán tuvo que recular y reconoció que las fotografías y videos difundidos desde las plataformas de la Secretaría de Salud eran falsas, se trataba de una fiesta patronal de años anteriores.

El suceso marcó un golpe a la credibilidad de la SSM que ha afectado la resonancia de otros mensajes como las recomendaciones de quedarse en casa, lavarse las manos, mantener una sana distancia y evitar las aglomeraciones.

“Sinceramente la falta de información y la incertidumbre provocada por la Secretaría de Salud y el Gobierno del Estado está generando incredulidad entre los habitantes de la región”, sentenció Efraín Avilés Rodríguez, vocero del Consejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen.

De acuerdo con el vocero, cada vez resulta más difícil que la ciudadanía acate medidas sanitarias y la falta de certeza de las autoridades empeora la situación de Nahuatzen, donde ya suman 35 personas contagiadas y ocho personas muertas.

Para combatir la falta de información y la desconfianza, los gobiernos por usos y costumbres del municipio de Nahuatzen han recurrido a los organismos de defensa de los derechos humanos como Servicios y Asesoría para la Paz A.C. (Serapaz) y la Red Solidaria de Derechos Humanos.

Mediante el apoyo de estas organizaciones, los gobiernos autónomos indígenas han creado vínculos que les permiten acceso a información de primera mano para tratar de contener la “epidemia de la desinformación” que acompaña al COVID-19.

A falta de atención por parte de las autoridades estatales y federales, los pueblos originarios tienen que buscar sus propios mecanismos para tener información y protocolos confiables para tratar enfermos del virus SARS-CoV-2

“A solicitud de la población tuvimos un acercamiento con la unidad del centro de salud para conocer la información respecto al virus, ya que nos preocupan por la colindancia con los municipios de Paracho y de Cherán, que son nuestros vecinos y ya registran contagios”, dijo Efraín Avilés.

El vocero aseguró que es necesario que los funcionarios de Salud tengan un acercamiento con las poblaciones indígenas para que hagan un diagnóstico y presenten un informe sobre los avances del virus en Michoacán, pero hasta el momento no han obtenido respuesta.

A través de un comunicado, la SSM aseguró que junto a la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CEDPI) se trabajó en la elaboración de carteles, spots de radio y audios para perifoneo, tanto en español como en otomí, purépecha y mazahua.

Además, señaló que se hizo un despliegue de información en comunidades como San Francisco Ichán, Cuanajo, Ihuatzio, Ucasanastacua, Pichátaro, La Escondida, San Juan Tumbio, San Ángel, Zurumucapio y San Felipe de los Alzati.

Sin embargo, todavía no toca cientos de comunidades de la Meseta Purépecha, la Sierra-Costa, la región Lago de Pátzcuaro y La Cañada de los Once Pueblos, por lo que municipios como Nahuatzen todavía no reciben la información adecuada.

2020 Noticias solicitó al departamento de comunicación de la SSM más información al respecto, así como una entrevista para conocer por qué se difundieron imágenes falsas sobre la fiesta de Purépero, pero hasta el momento no se ha tenido ninguna respuesta.

Mientras tanto las comunidades indígenas acatan las medidas que consideran necesarias y pelean contra la desinformación que llega -incluso desde las oficinas de la propia Secretaría de Salud- para que la población acate las medidas necesarias para detener la pandemia del nuevo coronavirus.

“Vemos que la Secretaría está muy enfocada en las ciudades, es necesario que las autoridades de salud no esperen a que se dé un brote masivo en alguna comunidad para poner atención a lo que está pasando, yo creo que las medidas de prevención son las que van a permitirnos regresar a la normalidad”, aseguró Efraín Avilés.

Último reporte del 30 de agosto de 2020

Entre los municipios con mayor población indígena que han registrado mayores casos de contagios están Uruapan con mil 525 casos y 136 defunciones; Pátzcuaro con 487 casos y 38 defunciones; La Piedad con 410 casos y 25 fallecidos; Zitácuaro con 408 casos y 36 fallecidos; Zacapu con 169 casos y 25 defunciones; Paracho con 156 casos y 23 fallecidos; Los Reyes con 119 casos y 12 defunciones; Chilchota con 82 casos y 4 fallecidos; Yurécuaro 65 casos y 5 fallecidos; Quiroga con 61 casos y 3 defunciones; Cherán con 44 casos y 4 fallecidos y Aquila con 19 casos y un fallecido.

Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *