El poder de la palabra y la construcción de la verdad 2021

Por: Mtro. David Daniel Romero Robles

En los últimos tiempos me he interesado por reflexionar el tema, dedicarle un espacio en el tiempo, es de su conocimiento que la dinámica de vida que llevo por mi formación ideológica y profesional es inevitable no poner atención a las distintas posturas discursivas que se manifiestan en la palabra, en la escritura o incluso en la expresión corporal, el fin último es la persuasión individual y colectiva; no es un proceso sencillo, en la historia de la humanidad se ha concebido incluso como un arte.

Solo como referencia habría que tomar dos métodos primarios para disertar las posturas ideológicas, creo que son las dos que tienen mayor fuerza en la incidencia de la vida occidental. La mayéutica propuesta por Sócrates (Grecia 469 – 399 a. c.), el método consiste en cuestionar a una persona o grupo de personas con el propósito de hacer que logren llegar a un conocimiento a través de sus propias reflexiones; y el método dialectico propuesto por Platón (Grecia 427 – 347 a.c.), consiste en la contraposición de una idea llamada tesis y las contradicciones de la misma idea llamada antítesis y de la disertación de ambas se llega a la síntesis., claro que existen más métodos que inciden en función de la construcción social, y hombres y mujeres en la historia de distintas civilizaciones que fueron grandes referentes, todos ellos utilizando el poder de la palabra.

Existen tres orientaciones claras en el poder de la palabra bajo nuestro contexto social; en la primera de quienes utilizan la palabra para fortalecer un régimen (en lo político, religioso, económico, cultural, incluso en las relaciones de pareja); palabras de ánimo, de superación, de motivación, de gratitud, de paz, alegría y sobre todo respeto, pues es evidente la búsqueda de mantener cuotas de poder o consolidación del mismo. La segunda orientación de quienes la utilizan en busca de destruir a quienes ostentan el poder o cuotas de poder; palabras de odio, guerra, que exhiban, al contrario, denostar su función incluso su vida misma. Estas dos orientaciones de la palabra lamentablemente las encontramos de manera más constante y no solo polariza a los individuos que disputan el poder, también lo hacen con los grupos sociales a los que han logrado persuadir; estas disputas han marcado distanciamiento de grupos sociales, sociedades mismas por la diversidad de pensamiento y de construcción de la verdad. La ultima orientación es repensar en la palabra no como instrumento de poder sino cómo deconstruir el poder a través de la misma, hacer una pausa que nos permita cuestionar la existencia de la palabra, su fuerza vinculada a las condiciones emocionales a las sensaciones que provocan los susurros, sí, filosofar, un ejercicio que quedo en el olvido por estas nuevas generaciones.

Se avecina el proceso electoral, se elegirán diputados federales, locales, presidentes municipales, Concejos de gobierno comunal, gobernadores, ha iniciado la carrera por asumir un espacio de poder y uno de los instrumentos más importantes para lograrlo será la fuerza de la palabra, los distintos actores se han preparado para este momento, buscando ser congruentes entre el decir y el hacer, persuadir de manera individual y colectiva para concretar su cometido, claro, esto en el mejor de los casos procurando principios democráticos, sin embargo no siempre es así, en su mayoría las definiciones son de grupos de poder consolidados y estos se presentan en todos los escenarios; por ello no siempre serán los mejores perfiles quienes arriben a una posición, en distintos casos serán los más disciplinados, los que no cuestionen, los que se subordinen al grupo de poder, por ello la importancia del poder de la palabra porque no será solo el instrumento para persuadir de manera individual y colectiva, también tendrá que ser para persuadir a los grupos de poder; quien lo logre, impondrá su verdad, no como algo abstracto y eterno, será coyunturalmente, la misma de manera natural perderá el poder con el que fue creada.

Traducción al P`urhepecha del Maestro Jesús Morales Figueroa

Ini uexrhurhinikueecha jimbo jankuaresntaska eratsentani iirhi ambe, jimbokani no uaaka isku exeni uekasïnga sani mindakuni juchaari eratsekuani, juchaarhi uandakuani, juchaari karakatani na emenga jucha exejka ini ambe. Ka na emenga uranhajka

Uaakani tsimani jasï ambe urhani emengarhini marhuacheoka eskani ji miteoka na emenga eratsenhajka urhani juchaari uandakuani, i tsimaperani uinhapekua jukasti ma parakpenirhu, Ma jindeesti emengarhini marhoacheoka miteni andi jimboksïsï marhu k’uiripuecha urajka uandakuani.

Mayeutica, jindeesti enga uraka Sokratesi ( Grecia 469- 399 a.c.) inde uandakua marhuasïndi kuramarperakua ma k’uiripuni o istu ma kunkuarhikuani, eskaksï miteoka andiksïsï urajki uandakuani ka ambe jimbo. Ka materhu jindesti materhu jasï uandakua emenga xaratapka Platoni (Grecia 247 – 347 a.c. ) i marhuasïndi miteni jurimbekuarhu isï emenga menderhuini uandantajka karantskatarhu ka emenga marhuajka istu miteni sanderhu ambe na emenga irekajka k’uiripu xani ts’ihueritiicha ka uarhimasïicha, ka emenga irekuarenhapka ionisï ueratini, ka na enga uranhapka uandakuani. Ka enga kanekua uinhapikua jukaka uandakua.

Tanimu ambe jindeesti emenga uaaka urhani uandakuani juchaarhi irekuarhikuarhu, ma jindeesti urani uandakuani eska uaaka k’uiripuni mojtakuni ka eska jakajkuaka imani ambe enga ma k’uiripuni arhijtsïkujka ka eska jakajkukuaka, p’imarhijka sesi pajperani, ka eska jahuaka janhanharperakua sesi irekuarekua sesi arhijperakua uekperakua ka kaxumbekua jingoni, kanekua jukaparakuesti eska i ambe jahuaka irekuarhikuarhu. Tsimanda jindeesti emenga urhanhajka uandakuani no sesi jasï eratsekua, no sesi pajperakua, ka eska ima ambe ukuareoka ambe emenga ma k’uiripu eratseni jaka uni najkirhuka no sesi jasï ambehuaka, isï eska uarhiperakua ikiatsperakua, kurumpekua, o p’imarhini k’uiripuni eska jarhoatoja eska niarooka juramukuarhu sesi uandaparhini najkikurhuka incharhini isï materhu eratsekua kampka, indeni ambe jimbo k’uiripu arhukurhisindi, ka no uni sesi pajperani. Ka k’amarhukuni jamani jindeesti sesi urhani uandakuani joperhu Ureta sesi eratsentani ne na urhani ambakiti uandakuani, eskachi eratsentooka na emenga kanekua jukapraka sesi urhani uandakuani, ka eska p’iskuntooka ambakiti uandakuani emenkajtsïni jurajkucheka t’u anapu k’uiripueecha ka eska iasï anapu k’uiripu miteoka na emenga xani jukaparaka sesi urhani uandakuani.

Jimboka janonkuaxakaia menderhu juramukua erakuntskua, nani emenga jucha erakuntooka ma majasï jurmutiichani isï eska diputaduiichani eskaksï niarooka k’eri iretarhu juramuti juchaarhi iretarhu jimbo anapueechani, juramuti juchaari estaduni jimbo anapu ka juchaarhi k’erati juramutiicha k’eri janhaskatiicha, ka jiminiksïsï urhanhajti uandakuani sesiksï jandirantasïndi uekani eskachi jakajkukuahuaka imeecherhi eratsekuani ka eskaksï intsuahuaka jarhoajpera eskaksï niarooka juramukuarhu ka sanderhu imaksï emenkaksï ma kunkuarhikuarhu jimbo jampka, imaksï sanderhu inchandimesti ka sesijtsïni arhini ka uranksï sesi jarhati uandakueechani, joperhu emenga naksï niarajkia juramukuarhu jimasï xararajtia nakiiski imeecherhi eratsekua emenkaksï jimbo jamapka jarhoajperata kurajkuarhini. Jimbosï arhija eska uandakua marhuasïnga mamarhu ambe jimbo. Ka ima k’uiripu emenga kaxumbekua jimbo jampka ka sesi urhani juchaari uandakuani ima uaati sesi uni jimboka marhoataska ambakiti uandakuani ka jurimbikuarhisï uandanti no chkuandirakua jingoni jamani.

Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *