El 75 por ciento del plástico generado durante la pandemia terminará en el mar o en vertederos de basura, es el otro rebrote que preocupa a las Naciones Unidas.

Texto: Rodrigo Caballero

Fotografías: Carmen J. Cohen

Medio ambiente. Morelia.- El rebrote del uso excesivo de plástico durante la pandemia del nuevo coronavirus es otro de los problemas que preocupan a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Mascarillas, guantes, caretas y botellas de desinfectante aparecen tirados, como parte de los millones de desechos plásticos que los seres humanos se vieron obligados a utilizar diariamente para protegerse de la enfermedad del COVID-19.

Además de gafas protectoras, batas impermeables, viseras, jeringas, ventiladores, tubos médicos, bolsas de sangre y casi todo el equipo médico necesario para que el personal de salud combata esta nueva enfermedad.

Se trata de materiales de un solo uso, que representan el 40 por ciento del plástico generado a nivel mundial y que son el principal problema ambiental que enfrentarán los seres humanos una vez que la contingencia por el nuevo virus SARS-CoV-2 termine.

La Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) alertó el uso de plásticos no sólo como medidas sanitarias si no también en envolturas de comida ordenada a domicilio o en paquetería para el embalaje de compras en línea.

A través de un comunicado, la conferencia aseguró que el incremento exponencial del uso de plástico dejará una huella importante en la contaminación del medio ambiente y retrasa los planes para generar una convivencia menos dañina con estos productos.

“La contaminación por plásticos ya era una de las más grandes amenazas a nuestro planeta antes del coronavirus. El rápido aumento en el uso diario de ciertos productos que ayudan a proteger a las personas y a detener la propagación del virus está empeorando las cosas”, explicó Pamela Coke-Hamilton, directora de comercio internacional de la UNCTAD.

Cada año unas 8 millones de toneladas de plástico llegan a los océanos, esto equivale a colocar 15 bolsas de basura por cada metro cuadrado de playa en todas las costas del mundo.

Coke-Hamilton aseguró que el combate al uso excesivo del plástico es una problemática que no ha atraído la atención que merece, lo que complica el problema pues es poco lo que una empresa, un país o una persona pueden hacer individualmente.

“La manera en que los países han estado usando las políticas comerciales para combatir la contaminación por plásticos ha sido descoordinada en su mayor parte, lo cual ha limitado la efectivad de los esfuerzos”, aseguró.

De acuerdo con estimaciones de la ONU para el año 2050 cerca de 12 mil millones de toneladas de desechos plásticos inundarán mares y basureros en todo el mundo, sin embargo, estas predicciones se hicieron en 2018, antes de la pandemia, por lo que aún no hay cifras respecto a los impactos a largo plazo del rebrote del plástico en el mundo.

Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *